DESTACADO
DESTACADO

Vídeo: Sethlas, Drag Queen de Las Palmas de Gran Canaria 2020.

Redacción - martes 21 abril 2020 07:41 PM

Vulcano, Vanderbilt, Quirón y Shíky fueron nombrados, primer, segundo, tercer y cuarto finalistas en una Gala en la que Drag Chuchi se despidió de su reinado con una brillante actuación

La fiesta más importante de la capital grancanaria celebró su 23.ª edición dentro de un Carnaval de cuentos donde a través del talento y la imaginación los drags han vuelto a conquistar reinos prohibidos

Borja Casillas vuelve a hacerse con el cetro por segunda vez después de haberlo logrado en 2017

Las Palmas de Gran Canaria, sábado 29 de febrero de 2020.- El Carnaval corona por segunda vez en su historia a Sethlas Drag Queen de Las Palmas de Gran Canaria. Borja Casillas salió al escenario de Santa Catalina en el penúltimo lugar en representación de Escuela de Hostelería Europea con un diseño creado por Nelson Rodríguez y Adrián Castellano y el espectáculo «Si la tentación es hermosa imagínate el pecado». Su puesta en escena y su espectacular número acrobático impactaron no sólo al jurado sino a las 6.000 personas que disfrutaron en vivo de una de las citas más esperadas de «Érase una vez…». La noche de las plataformas ha brindado este viernes 28 de febrero uno de los capítulos más coloridos y divertidos del Carnaval de los cuentos.

Drag Vulcano recibió la banda de primer finalista del concurso con su espectáculo «Dios salve a la Reina». Le siguió, en segundo lugar, Drag Vanderbilt, con «Basado en hechos reales ». Drag Quirón, con el diseño « Si no soy rey, ¿por qué te arrodillas ante mí? Alacrán, el deseo y la lujuria», se hizo con la banda de tercer finalista de la gala, que otorgó el cuarto puesto a Drag Shíky por su trabajo « Bienvenidos a 1939… ¡Chacha, si estamos en el siglo XXI!».

A las 21:15 horas, «El Espejo Drágico» de «Érase una vez…» invitaba a entrar en un jardín mágico de libertad y de fiesta donde todo era posible y nadie se sentía diferente. Personajes únicos defendían el amor y la igualdad. Soldados de pluma, duendes, princesas de cuento, setas, flores y contorsionistas llenaban de luz y color el corazón del recinto carnavalero.

La noche de la diversidad y la transgresión se vivió a un ritmo trepidante desde el inicio de la obertura «Una noche de cuento». Más de 500 personas, entre figurantes, bailarines, actores, grupos del carnaval, la Reina y sus damas, invadieron el «Jardín drag» al ritmo de «What’s up», tema interpretado por la cantante canaria Mimi Barber, que también cantó «One world», himno del World Pride Nueva York 2019.

Santi Millán, Pilar Rumeu y Roberto Herrera, el conductor con más galas drag a sus espaldas, dieron paso a las sobresalientes actuaciones de los dieciséis aspirantes al cetro. Un trío de presentadores que dio mucho juego. Desde un set led, situado este año como novedad entre el público, Roberto Herrera presentaba uno a uno a los candidatos. Sobre el escenario, la Glitter Room, instala ya en la pasada edición, permitía a los participantes, una vez acabada su actuación, pedir el voto del público.

En una de las noches más divertidas del Carnaval, el actor Santi Millán dejó constancia de su sentido del humor y desparpajo al salir vestido de comparsero sobre plataformas y bailar al ritmo de «La mordidita» con la comparsa Kisamba, primer premio de interpretación y de vestuario un año más.

El director artístico, Israel Reyes, dedicó un número especial de exhibición a los concursantes de maquillaje corporal al no haberse podido celebrar el concurso por la alerta de viento y calima decretada por el Gobierno, que obligó a reorganizar el programa festivo. Un total de diez modelos lucieron en sus cuerpos el trabajo de los maquilladores y las maquilladoras.

En la noche de las plataformas, no podía faltar la actuación de Drag Chuchi, Drag Queen 2019, que se despidió de su reinado por todo lo alto con una brillante, sorprendente y delicada actuación. Acompañado sobre el escenario de una treintena de bailarines, Pedro Bethencourt se llevó la ovación del parque Santa Catalina con su impactante espectáculo.

Las actuaciones musicales de Blas Cantó y Cristina Ramos y el homenaje al transformismo con los drags no finalistas junto con Miss Claudia y Armani by Funny Boys Yumbo Centrum y la comparsa Aragüimé completaron una noche para el recuerdo, la libertad artística y la transgresión.

La fiesta más importante de Las Palmas de Gran Canaria ha celebrado su 23.ª edición dentro de un Carnaval de cuentos donde a través del talento y la imaginación los drags han vuelto a conquistar reinos prohibidos.

Un año más, la gala ha vuelto a ser acontecimiento mundial. Trending Topic en España en la red social Twitter bajo la etiqueta #GalaDragLPGC durante toda la gala y también se posicionó entre las cinco primeras tendencias a nivel mundial.

Miles de personas han disfrutado en vivo, no solo en el parque Santa Catalina sino desde sus hogares, de una gala que ha sido retransmitida en directo a través de Radio Televisión Española y Radio Televisión Canaria y en streaming por los perfiles internacionales del Carnaval en Facebook y Twitter: LPACarnival.

Además, ha contado un año más con el patrocinio de IKIGAI by Hospitales San Roque, que ha obsequiado al drag ganador con un cheque regalo valorado en 2.000 euros para tratamientos.
@grancanariatv