DESTACADO
DESTACADO

Safari por Navidad

Redacción - jueves 16 enero 2020 07:15 PM

El segundo hijo. Justo el día que su hijo único marcha a la universidad, y se produce la situación del
llamado “nido vacío”, Kate recibe la desagradable sorpresa de
que su marido quiere el divorcio, cree su amor se ha terminado,
y sólo le preocupa su trabajo. Como ella había comprado ya los
billetes para una segunda luna de miel en Zambia, para un
safari de lujo, decide irse sola desde Nueva York. El caso es
que aquello va a servir para desempolvar su título de
veterinaria, profesión que nunca ejerció, pero que empieza a
desarrollar cuando su guía Derek pide su ayuda para salvar a
una cría de elefante.

Podía ser una amable comedia
romántica, con guerra de sexos entre esposa infeliz y guía
bregado en mil batallas y rompecorazones –daba más de sí el
emparejamiento de Kristin Davis y Rob Lowe–, pero lo cierto es
estamos ante un film bastante insulso, con un buenismo que
pretende concienciar al espectador acerca del cuidado de los
paquidermos –la elefanta es un segundo hijo para Kate–, y poco
más.

La excusa navideña está metida con calzador –la trama empieza en junio, aunque la
estancia africana se va a prolongar más de lo que pensaba Kate–
y en fin, tal vez agrade al espectador poco exigente, con sus
paisajes y personajes “simpáticos” de telefilm de sobremesa.
Dirige Ernie
Barbarash, quien ya dirigió para Netflix otro film para la
fiesta de Navidad, Herencia
navideña, más logrado.

fuente