DESTACADO
DESTACADO

El Teatro Cuyás retorna a la agenda cultural de Las Palmas de Gran Canaria

Redacción - miércoles 17 junio 2020 09:56 AM

La Fundación Canaria de las Artes Escénicas y de la Música de Gran Canaria retoma la actividad cultural en el Teatro Cuyás y la Sala Insular de Teatro (SIT) tras el parón por la pandemia de COVID-19, con cerca de una decena de propuestas para los meses de junio y julio. Esta excepcional programación veraniega incluye conciertos, danza, magia, humor o espectáculos infantiles, con aforo limitado en ambos espacios y estrictas medidas higiénicas, sanitarias y de distanciamiento interpersonal, para garantizar el disfrute y seguridad del público y de los artistas.

Entradas

En el Teatro Cuyás los eventos se desarrollarán al aire libre, en el patio del recinto, adaptado con 54 localidades; mientras que en la SIT la capacidad será de 33 espectadores, quienes deberán lavarse las manos con solución desinfectante y usar obligatoriamente mascarilla en el acceso y salida de los eventos. Las entradas pueden adquirirse desde este miércoles 17 de junio al precio único de 5 euros, a través de la página web www.teatrocuyas.com y en taquilla, preferiblemente con pago electrónico sin contacto.

En el patio del Teatro Cuyás la primera cita será el viernes 26 de junio, a las 21 horas, con el dream pop e indie/rock alternativo de Ant Cosmos, formación grancanaria que destaca por un directo efervescente y bailable; los días 3 y 10 de julio, ambos a las 21 horas, será el turno del jazz con Luis Merino Quartet y Mónica Santana Project, respectivamente; mientras que el día 17 será el cantautor Víctor Lemes quien a buen seguro hará cantar y reír al público a partes iguales con la sátira e ironía de sus letras en Está feo que yo lo diga. El broche de oro a esta programación estival lo pondrán en este recinto el día 24 de julio Yul Ballesteros y Germán López con Somethin’ stupid, una fusión jazzística entre la guitarra y el timple para ofrecer versiones muy singulares de artistas internacionales como The Police, Bob Marley, Sting o Michael Jackson, entre otros.

Asimismo, el sábado 27 de junio reabre a las 18 horas sus puertas la Sala Insular de Teatro con el espectáculo infantil de Títeres Pepe Luna, La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón; el 4 de julio, a las 21 horas, la compañía de danza de Natalia Medina ofrecerá sobre el escenario del recinto de la Avenida Primero de Mayo coreografías de solos y dúos con Nozomu; el día 11, también a las 21 horas, lo ocupará los trucos inverosímiles del Mago Manu; para culminar la programación en este espacio el día 18, a la misma hora, con el mejor humor del monologuista Jorge Bolaños y el show Des-fase. Risas a dos metros, en clara alusión al proceso de desescalada y la ‘nueva normalidad’ tras el coronavirus.

Medidas de seguridad sanitaria 

Siguiendo las directrices del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, la Fundación Canaria de las Artes Escénicas y de la Música de Gran Canaria ha acondicionado el patio del Teatro Cuyás y la Sala Insular de Teatro para cumplir con estrictas instrucciones de higiene y distanciamiento interpersonal de cara a la reapertura de ambos recintos a partir del próximo 26 de junio. Así, además de la reducción del aforo, la pre-asignación de las localidades y la ubicación de las butacas con la distancia de seguridad recomendada de 1,5 metros, la institución artística organizará el acceso a los espacios evitando las colas y la aglomeración de público a través de marcadores de suelo y cintas separadoras; colocará varios puntos con solución desinfectante para la limpieza obligatoria de las manos; y velará por el cumplimiento del uso de mascarillas en la entrada y salida, denegando el acceso en caso contrario.

Del mismo modo, la Fundación efectuará batidas diarias de limpieza y desinfección exhaustiva de los recintos, zonas comunes y del mobiliario, que se sucederán tan frecuentemente como sea posible; ha aumentado la distancia entre pasillos y zonas de confluencia de personas; y promoverá la compra de entradas online o con pago electrónico sin contacto, además de la sustitución del material impreso por información digital o el conteo de las entradas a través de los dispositivos móviles. No en vano, las localidades serán nominativas y, tal y como ha establecido el Gobierno central, la institución recabará los datos de todos los compradores -nombre, apellidos, DNI, teléfono y correo electrónico-, con el fin de remitirlos a la autoridad sanitaria que lo requiera para prevenir y monitorizar hipotéticos brotes del virus.