DESTACADO
DESTACADO

Denunciado por pernoctar con su coche en el espacio natural protegido de los arenales de Tufia.

Redacción - martes 21 abril 2020 07:41 PM

Telde traslada al Cabildo el daño medioambiental de un particular en los arenales de Tufia

· La Concejalía de Medioambiente ha informado a la Institución insular que un ciudadano pernoctó con su vehículo en las dunas fósiles de este Sitio de Interés Protegida

Telde, 19 de febrero de 2020.- La Concejalía de Medioambiente de Telde ha trasladado al Cabildo de Gran Canaria el daño realizado por un particular en los arenales de Tufia.

El concejal del área, Álvaro Monzón, explica que un ciudadano pernoctó recientemente en las dunas fósiles del Sitio de Interés Científico (SIC) de Tufia y tras su identificación ha sido denunciado ante el Cabildo grancanario, que es la institución competente en materia de espacios naturales protegidos.

Monzón señala que además de los daños que pudieran haber producido por invadir la duna con el vehículo, se ha detectado que los pivotes de madera que cerraban el paso han sido rotos, y pide que se repongan. El edil agradece la colaboración ciudadana, que en este caso ha sido vital para localizar a la persona infractora.

Cabe recordar que el Sitio de Interés Científico de Tufia es un espcacio de 54,1 héctáreas situado entre las puntas de Ojos de Garza y Tufia, e incluye los arenales existentes y la península de Tufia. En este lugar, añade Álvaro Monzón, “existen endemismos vegetales protegidos y seriamente amenazados”. Asimismo, es un lugar de especial interés científico por “el carácter fósil de los depósitos dunares y la abundancia de restos de fauna invertebrada que en el pasado fueron más abundantes, y por albergar un poblado aborigen de viviendas-habitación”.

Información sobre el SIC de Tufia

Se trata de un espacio asentado sobre una llanura aluvial del Cuaternario recubierta en su extremo norte por un cono volcánico de la serie reciente de la isla que dio lugar a la península de Tufia. Los depósitos arenosos fosilíferos son abundantes y alcanzan con frecuencia una potencia de varios metros. Es una zona de vegetación típicamente halófila-psamófila, dominada por especies como la Uva de Mar común (Zygophyllum fontanesii) y la Lechetrezna de playa (Euphorbia paralias), que viven junto a otras más raras como el Chaparro (Convolvulus caput-medusae) y la Piña de Mar (Atractylis preauxiana).

Desde el punto de vista faunístico, tiene especial relevancia el carácter fósil de las dunas, donde abundan restos de especies extinguidas y actuales, que en tiempos de clima más húmedo eran muy abundantes en la zona.

Finalmente, esta área costera de extraordinario valor florístico por la presencia de la población más importante de Canarias de Atractylis preauxiana y la población más relevante de Convulvulus caput-medusae en Gran Canaria. También aparece un saladar en la costa de alto valor para aves migratorias y limícolas.
@grancanariatv